La barra de Cavassa y Moreno (o la barra de Dolina), la misma que en los años ’60 se sentaba en el pilarcito del chalet, festeja – acompañada por las chicas del barrio – el Día de la Primavera, en el fondo de la casa de don Alberto Noya, ubicada en la calle Moreno, entre Cavassa y David Magdalena.

Noya, quien fue un conocido vecino y entusiasta difusor del tango, también era aficionado a la fotografía.
Parados: Tuti lacaruso, Omar De Zan, Alejandro Dolina (sí, el mismísimo Negro Dolina), Omar Vexina y Osvaldo. Sentados: Margarita, Noemí Aguilar, Silvia, Mario Alonso, Tito Dallasia, Mabel Gatti, Alicia De Zan y las hermanas Ana y Erika Von Bastineller. En el piso: Luis Hernando (rodeado de los chicos Carlos, Irma  Isabel), Sara Alvarez, Mirta Traverso y Norma Siano.