La Municipalidad informa que tras recibirse el permiso del gobierno provincial, “el intendente Diego Valenzuela autorizó por decreto nuevos rubros de trabajo, reuniones al aire libre y la celebración de ritos religiosos”.

La  disposición permite:

La vuelta del personal auxiliar de casas particulares (“sólo para quienes trabajan en una única casa dentro del Área Metropolitana de Buenos Aires, siempre respetando estrictos protocolos para prevenir el contagio de coronavirus como el uso de tapabocas y guantes”).

La ampliación de la construcción privada (“se amplía la habilitación para incluir obras ya iniciadas en viviendas multifamiliares y parques industriales. El protocolo se sigue manteniendo e implica cumplir con la distancia preventiva, la higienización constante y la limpieza de herramientas, maquinarias y superficies».)

La atención en restaurantes y bares al aire libre (“locales gastronómicos tienen habilitadas las terrazas y los patios al aire libre, con mesas que garanticen el distanciamiento social, un máximo de capacidad de clientes y con baños no habilitados para el uso por parte de los visitantes”)

Los gimnasios en espacios abiertos («tendrán habilitadas las actividades al aire libre, funcionarán con un sistema de turnos, las zonas de trabajo estarán demarcadas y deberán garantizar las medidas de higienización»).

El ingreso a lugares de culto y la celebración de ritos religiosos («ya sea en espacios cerrados o al aire libre, tendrán como tope la presencia de 20 personas según las dimensiones del establecimiento. También se exige la distancia de dos metros y no se permite la presencia de aquéllos que se encuentren dentro de los grupos de riesgo»).

Las salidas recreativas y de esparcimientos de los niños, niñas y reuniones de hasta 10 personas al aire libre (con uso obligatorio de barbijo, cumpliendo con el distanciamiento y no deberán estar relacionadas con deportes grupales).

Se advierte que “en el caso de los rubros profesionales que retoman sus actividades, los empleadores deberán cumplir con las medidas de seguridad e higiene pactadas para evitar el riesgo de contagio de Covid-19, así como también deberán organizar y establecer turnos, modos de trabajo y garantizar el desplazamiento de sus empleados sin que estos deban recurrir al transporte público”.