EN el medio del cruce vehicular, el monumento con la imagen del militar entrerriano (escultura que posteriormente fue trasladada a la Plaza Mayor de donde fue robada) miraba para el lado de la calle 3 de Febrero.

En diagonal al Banco Cooperativo, ya sonaba la campana de la Escuela 45.

El vecino que continuaba caminando por la vereda del Coope, para el lado de las vías, se encontraba con el quiosco de don Insa (quien alquilaba las obligadas corbatas para ingresar al cine Urquiza), la pizzería San Miguel y la ferretería Montanari.

Por la vereda de enfrente, abría sus puertas la Farmacia Ferrari (más adelante, se trasladaría a la calle 3 de Febrero), el siempre concurrido cine y, en la esquina de Valentín Gómez, el negocio de don Fedeli.
En la esquina restante, en la parte superior, se lucían las instalaciones del Salón Lo Presti .

En medio del cruce vehicular, el monumento con la imagen del militar entrerriano (escultura que posteriormente fue trasladada a la plaza Unidad Nacional de donde fue robada) miraba para el lado de la calle 3 de Febrero.

En diagonal al recordado Banco Cooperativo, ya se levantaba la Escuela 45. El vecino que continuaba caminando por la vereda del Coope, para el lado de las vías, se encontraba con el quiosco de don Insa (quien alquilaba las corbatas obligatorias para ingresar al cine Urquiza), la pizzería San Miguel y la ferretería Montanari.

Por la vereda de enfrente, abría sus puertas la Farmacia Ferrari (más adelante, se trasladaría a la calle 3 de Febrero), el siempre concurrido cine y, en la esquina de Valentín Gómez, el negocio de don Fedeli.

En la esquina restante, en la parte superior, se lucían las instalaciones del salón Lo Presti.