En 1923, Ramón Pena – integrante de la comisión directiva de la naciente biblioteca Alberdi – propone gestionar ante las autoridades municipales de San Martín (por entonces, Caseros pertenecía a ese distrito) que se denomine a una calle de nuestro pueblo con el nombre de Juan Bautista Alberdi.

Aprobada la solicitud, se formó una comisión que fue integrada por Martín Fernandes D’Oliveira, Diego Cunnigham, Ernesto R. Rousset, A. J. Belforti y Ramón Pena. Mediante el apoyo del concejal Trejo, quien representaba a Caseros en el HCD de San Martín, se envía la nota proponiendo el cambio de nombre de la calle Santa Fé (hoy, Andrés Ferreyra) o el de la calle Quilmes (hoy, Wenceslao De Tata). También, se solicitó la placa correspondiente.

El 13 de julio 1923, se recibió del Concejo Deliberante la ordenanza favorable al pedido pero con la condición de que fuese la calle Del Monte la designada para cambiar su nombre por el de Juan Bautista Alberdi, a partir del 29 de agosto. Como la ordenanza nada mencionaba sobre la placa, la Biblioteca decidió realizar una colecta entre el vecindario que, además, contó con la adhesión de la Asociación de Fomento de Caseros y de la Sociedad Patria y Labor. Aquel 29 de agosto, se designó como orador del acto a J. A. Solari y se invitó, a las escuelas N° 33 (hoy, N° 1) y N° 8 (hoy, N° 12). El apoyo municipal también se reflejó mediante una donación y el envío de personal para arreglar las calles donde se realice el acto. La casa Pini y Cía. donó 250 banderitas para los niños. Se contó con el permiso de Luis Crotto, dueño de la propiedad donde se colocó la placa, en avenida San Martín y Del Monte, donde actualmente hay un negocio relacionado con la informática.

En la derecha de la foto, al fondo, se observa la que supo ser la casa del guardabarreras.

(DATOS: ERCILIA MILANIMARIA T. DUPRAT)

(DATOS: ERCILIA MILANI – MARIA T. DUPRAT)