En el marco de un esquema autorizado por la gobernación bonaerense, el Instituto Cardoso y el Colegio José Ingenieros fueron los primeros establecimientos educativos de Caseros que ingresaron al programa de revinculación escolar presencial.

En ambas iniciativas, se hizo presente el intendente Diego Valenzuela, quien semanas atrás organizó una propuesta piloto en una escuela de Santos Lugares y la elevó a las autoridades bonaerenses.

Nuestro distrito – por ser parte del conurbano y atravesar el denominado escenario de riesgo epidemiológico medio – está autorizado para permitir que se desarrolle el programa presencial de alumnos sólo si permanecerán a cielo abierto (patios , campos deportivos, etc).

Promover estos encuentros es decisión de cada escuela y, para obtener la autorización, deberán planificarlos, elevarlos a inspección provincial y obtener la aprobación. Los alumnos no estarán obligados a concurrir; el objetivo de la actividad es abocarse a trabajar lo socioafectivo, el encuentro, más que a aprender contenidos.

Según distintas fuentes, los directivos podrán convocar a los alumnos – en grupos de diez, con horarios escalonados de entrada y salida. En primer lugar, serán convocados los alumnos que estén finalizando el ciclo primario o el secundario.

 

 

 

La permitida Revinculación Escolar no es la «vuelta a clases», como se está concretando en China. Es inimaginable, por ahora, que acá se pueda hacer algo similar.