Fue en la plaza Hipólito Yrigoyen (Villa Pineral) cuando el 3 de junio de 1999 la gente de la Asociación Caseros Centenaria inauguró el único monumento en homenaje a Manuel Belgrano que posee nuestro distrito.

La obra está constituida por una plataforma, escalones, pedestal y busto; porcelanato y mármol grises, reja perimetral y tres mástiles.

Aquel acto inaugural contó con la presencia de numerosas delegaciones escolares, militares, de entidades intermedias, vecinos y funcionarios comunales, quienes observaron que tras la bendición por monseñor Eduardo Gloazzo, se realizó una suelta de palomas.

Ese día, José Oscar Cabrera – fundador de la ACC – sintetizó los pormenores de la obra y agradeció a quienes colaboraron para que el emprendimiento se hiciera realidad. Festivales, contribuciones, donaciones de artistas plásticos, adquisición de plaquetas y diplomas, fueron generadores de recursos para cristalizar la obra.

Cerró su discurso apuntando que «si bien los argentinos estamos acostumbrados a asistir a la bendición de piedras fundamentales de obras que quedan inconclusas, en esta oportunidad decimos con orgullo “¡Tarea cumplida! ¡Gloria a nuestro insigne prócer!”.

A continuación, Roberto Tito Trujillo – presidente de la ACC – destacó el empeño de Cabrera para cristalizar un proyecto al que calificó como «una quijotada».

Finalmente, Roberto Heredia – secretario comunal- destacó la capacidad de sacrificio de Belgrano y también la de las colectividades que dieron vitalidad a nuestra patria mencionando que en esa misma jornada también se festejaba el «Día del Inmigrante italiano».

El funcionario resaltó, además, el trabajo de la entidad que concretó la obra: «¡Qué ejemplo, vecinos, nos ha brindado la Asociación Caseros Centenaria», afirmó.