Vivía en la calle Dante, entre avenida San Martín y Rauch. Había nacido en Turín, Italia, el 22 de junio de 1898, hoy se cumple el 123° aniversario.

Apenas adolescente, combatió en la atroz guerra del ’14, donde se luchó en las trincheras, cuerpo a cuerpo. Además de los feroces recuerdos de la contienda, le quedaron una medalla al valor en batalla y una esquirla alojada en la cabeza que, cada tanto, le generaba agudos dolores; también, una pensión de guerra que decidió donar a orfanatos italianos.

En los años ’20, eligió a la Argentina y a este Caseros para labrarse un futuro que imaginó próspero pero, sobre todo, en paz.

Se casó con una chica italiana – María Leticia Favuto – con quien tuvo cuatro hijos: Liliana, Prasedes, José y Angelina.

Como todo inmigrante, trabajó de sol a sol. Se empleó en el ferrocarril Pacifico donde alcanzó rango jerárquico en el área de Señalización.

Sus ratos libres las repartió entre su familia y en trabajar a favor de la comunidad caserina. Colaboró intensamente en los clubes 9 de Julio e Ittaliani Unitti, en la Sociedad de Fomento Fray Luis Beltrán Este y en la Cruz Roja (filial Caseros).

En los años ’50, se puso al frente de la Junta Pro Autonomía que gestó la creación de nuestro distrito. Por él y por hombres como el, Tres de Febrero nació el 15 de octubre de 1959.

Por su entusiasta labor en favor del nacimiento de nuestro distrito se le entregó un diploma donde se lee: «Conste que el señor Félix Donetti ha prestado servicios en forma patriótica y desinteresada, en esta junta de vecinos en calidad de presidente».

Falleció en Caseros en 1975, a sus 77 años.

Su nombre y el de quienes lo acompañaron en la Junta Pro Autonomía está grabado en una placa ubicada dentro del Monumento de Homenaje al Centenario de  la Fundación de Caseros, situado en Alberdi y Murias.