El 5 de septiembre es el Día del Scout y también de la Buena Acción; ambas condiciones se encuentran estrechamente ligadas.

Hace diez años, en el playón municipal, chicos, jóvenes y adultos que conforman la Zona 9 (Partidos de General San Martín y Tres de Febrero) de Scouts de Argentina conmemoraron la fecha haciendo lo que mejor saben hacer: ayudar y divertirse.

En un desparramo de colores, formaron una Flor de Lis gigantesca con miles de tapitas plásticas. Cientos de manos y pañuelos mezclando y colaborando para armar la insignia que los representa en todo el mundo. Con esa imagen que es todo un símbolo y siguiendo sus premisas de “dejar el mundo mejor que como lo encontramos y ser solidarios”, las tapitas fueron recicladas y lo recolectado se donó a la Fundación «De la Calle a la vida».

También, se organizó un Festival de Bandas de Rock, se reunieron alimentos no perecederos para la Fundación «Los niños de mañana» y juntaron más de 180 kilogramos de fideos “siguiendo con nuestra campaña «Ayudemos a Villa La Angostura», localidad que había sufrido las consecuencias de la erupción del volcán Puyel-Hue.

“Con trabajo y alegría pudimos mostrarle a la comunidad un poco de lo que hacemos los Scouts. Somos niños, niñas, jóvenes y adultos que seguimos trabajando por un mundo mejor. ¡Siempre Listos!”, concluyó una gacetilla de la “Zona 9 de Scouts de Argentina”, al informar esta actividad concretada en la plaza Unidad Nacional.