DANIEL «Dany» MORENO, CASERINO DE PURA CEPA
By Caseros y su Gente

DANIEL «Dany» MORENO, CASERINO DE PURA CEPA

Único hijo de Ángel y Elena, una de las parteras más populares de Caseros, Dany vivió su infancia en la casona de su abuelo ubicada en la calle Andrés Ferreyra, entre Valentín Gómez y Urquiza, vivienda que más adelante fue sede de FM Caseros.

Fue aspirante frustrado en el Liceo Militar y también tuvo un paso fugaz por las aulas de Medicina antes de obtener su diploma en Diseño de Muebles y desarrollarse como empresario y comerciante. Junto a un socio, impulsó la firma Grupo Idea y, más adelante, inauguró el recordado local de venta de discos y afines Música Total.

Le gustaba mucho el tango, le apasionaban los fierros (decía: ‘me gusta la comunicación del hombre con la movilidad de esa clase de máquinas’), coleccionar pipas antiguas, aparatos de radio y su trabajo como director de la emisora mencionada. Además, tener amigos y compartir veladas sociales donde se destacaba por su decir algo arrabalero y su risa ruidosa.

Se enorgullecía por su condición de caserino de pura cepa y se jactaba tanto de ser ‘nyc’ (nacido y criado en Caseros) como de ‘ser 750’, tradicional característica telefónica del barrio.

Aficionado al scoutismo, fue integrante de la Agrupación Sargento Cabral y, más adelante, dirigente a nivel provincial y nacional. También le gustaba mucho fumar (después, odió este vicio), adicción que seguramente devastó su salud y posiblemente aceleró su fallecimiento. Justamente a él que, sobre todo, exteriorizaba que tanto le gustaba la vida.

En cierta oportunidad, lo entrevistamos en Caseros y su Gente donde, entre otros comentarios, señaló lo siguiente:

• «Mi abuelo, don Aquilino Goso, me enseñó a querer a Caseros. Él era un bacán. Temprano, se iba a afeitar a la peluquería de Alfredo (3 de Febrero, entre Belgrano y Moreno); después, me agarraba de la mano para el periplo diario: se metía en todos los negocios para conversar. A eso de las once y media, llegábamos al bar de Aquino (Urquiza y Andrés Ferreyra), el vecino más bocasucia que conocí, y se encontraba con el viejo Botta; Chividini, el zapatero; mi tío José Goso… para tomarse el vermucito. No sé cómo hacían, pero nunca faltaban a la cita… Aquilino regenteó los cines Paramount, Villa Luchetti y Salón Caseros».

• «Cuando se retiró, se dedicó a morirse de hambre porque lo agarró la famosa ‘Ley de Alquileres’ y lo que cobraba por alquiler no le alcanzaba para pagar los impuestos. En un remate judicial, perdió el Salón Caseros,  ya transformado en el club Unión, y al cine Luchetti se lo expropiaron para, decían, convertirlo en un centro recreativo para la juventud. Al final, terminaron transformándolo en una distribuidora de cerveza. Ese cine fue uno de los más lindos del gran Buenos Aires, el piso que tenía era de roble de Eslavonia… se estropeó con los camiones que entraban y salían y con el arrastre de los cajones de cerveza».

• «El abuelo era muy socialista; incluso, hasta estuvo preso por socialista. En el comedor de casa, se hacían reuniones; clandestinas, por supuesto. Recuerdo una que estuvieron Alfredo Palacios, Repetto y Alicia Moreau. Cuando finalizó, todos cantaron ‘La Internacional’ que el viejo Vicente Amago tocaba en el piano…».

• «Esa época, la viví con muchas contradicciones porque fuera de casa yo era peronista… concurría a la escuela 8 donde entrábamos y salíamos cantando ‘Los muchachos peronistas’; en todas las aulas estaban las fotos de Perón y Evita, al igual que en los libros de lectura. Cuando falleció Evita, no sé por cuanto tiempo llevamos una cintita negra en el guardapolvo… ahora, llegaba a casa y me dolían la expropiación del cine Luchetti; la cárcel que padeció mi abuelo; que a mi viejo lo habían echado de Presidencia, donde era chofer, por no estar afiliado al Partido… En la terraza, yo tenía escondida una foto de Evita a la que le ponía flores… Todo eso, me confundía mucho».

• «El abuelo fue Juez de Paz, fundador del Partido Socialista en Caseros, director del periódico La Vanguardia, fundador del Banco Cooperativo, de ‘La Honradez’… una persona de brindarse mucho a la comunidad».

• «Recuerdo la casa de los Botta (Urquiza y Andrés Ferreyra) donde jugaba con los Botta que eran un montón, con Osvaldo Paletta, Carlitos Franco, Hugo Verdinellín, Daniel Ramos, Jorge Portela, quien más que amigo es un hermano. A la hora de «Tarzán» y «Los Pérez García», éramos como quince. Jugábamos a la pelota, a la bolita, al hoyo pelota».

• «De mi niñez, también recuerdo entrañablemente los sábados en la Agrupación Scout Sargento Cabral, que estaba ubicada donde ahora está la Municipalidad. Allí, aprendí a amar la naturaleza y, sobre todo, el agua… me gusta flotar más que nadar, en otra vida debo haber sido marino o algo por el estilo».

• «Las pilchas las uso así coma rebeldía a tantos años de camisa y corbata; mi pelo largo es una rebeldía al pelo corto de mi tiempo en el Liceo y la barba… ah, la barba… se sabe que en la colimba uno se afeitaba con lo que podías… bueno, había un cabo cuya diversión era formarnos y pasarnos el filo de una hoja de carpeta por el cuello. Si hacía ruidito, nos mandaba a afeitar otra vez… la garganta me quedaba como un palomo buchón. Desde el día en que me entregaron la libreta, no me afeité nunca más… no sé, si me agarrara un psicólogo se volvería loco… a mí me parece que soy un poquito retrasado mental».

Durante la entrevista, Dany manifestó repetidamente su afecto por Caseros… «pero de mi barrio, también me duelen la basura en las esquinas, los baches, los pseudo políticos, el cambio de fisonomía de algunas fachadas queridas… Recuerdo que donde se levanta el Edificio Torre estaba la casa del doctor Apollonio… tenía un gran jardín y, más allá, se veía la casa blanca… bueno, será el precio del progreso».

Daniel Moreno fue fundador de FM Caseros, emisora donde cada mañana era el conductor del programa radial ‘Meta Tango’. Residía en la calle Valentín Gómez, entre Caseros y San Jorge, junto a su esposa, Graciela Acuña. El matrimonio tuvo dos hijos – Ezequiel y Rodrigo -y dos nietos.

Dany era conocido por su gestión al frente de la emisora y, además, por ser presentador de artistas en la denominada ‘Plaza de todos’, encuentro musical que cada fin de semana se realizaba en la plaza Unidad Nacional.

Falleció el jueves 10 de febrero de 2011, a sus 64 años. Fue todo un personaje de nuestro barrio.

  • No Comments