Eloy Cabaleiro: el inmigrante español que fundó la primera empresa de mudanzas de Caseros
By Caseros y su Gente

Eloy Cabaleiro: el inmigrante español que fundó la primera empresa de mudanzas de Caseros

Hoy se cumple el 35° aniversario de su fallecimiento

Alguna vez, Cándido Portela, quien fue un muy amigo de Cabaleiro nos contó lo siguiente:

«Llegué a Caseros para el ’25 y ahí nomás conocí a Eloy, quien me llevaba unos años. Él, sus padres y los míos eran españoles, incluso, del mismo pueblo. Tal vez fue por eso que nuestras familias se frecuentaban y tanto doña Brígida como don José – los padres de Eloy – fueron padrinos de una hermana mía. Cuando Eloy era soltero, se iba para el campo a levantar las cosechas… después, se venía con un pingo flor, no un matungo, y hacía facha, por acá, en Caseros. Claro, todo esto era tierra y se andaba de a caballo o en carro«.

TRABAJADOR TODO TERRENO

“Eloy era de contextura robusta, calvo… contaba que perdió el cabello a sus diecinueve años, cuando contrajo sarampión. Se casó con Gilda Galleti, con quien tuvo cuatro hijas: Sara Elba, Olga Susana, Dora Blanca y Lidia Noemí. Al principio, vivieron en Rauch y De Tata. Junto a mi padre, Eloy y yo trabajamos haciendo pozos e instalando y reparando molinos y cañerías de riego. Caseros estaba lleno de terrenos y, entre faena y faena, tirábamos la parrilla en un baldío y hacíamos el asado. Serían los años treinta y pico, cuarenta… Más adelante, empezó a repartir materiales para el corralón Montanari: distribuyó cerveza Palermo para la concesionaria que dirigían Pérez y Quintás y también anduvo transportando cajas de seguridad».

PRIMERA EMPRESA DE MUDANZAS DEL PUEBLO

«Él fue quien instaló la primera empresa de mudanzas del pueblo; la estableció en su casa de la calle Moreno, entre Sarmiento y Andrés Ferreyra. Fue muy trabajador. Si no se encontraba ocupado por una mudanza, estaba reparando los camiones; siempre estaba haciendo algo».

TRUCO EN LO DE FARIÑA

«Su único pasatiempo era, cada tanto, en alguna tarde libre, cruzarse enfrente, al almacén de Fariña, que estaba ubicado en Moreno y Sarmiento, y se entreveraba en partidos de truco. Era pícaro jugando al truco…me parece verlo fumando los cigarrillos Avanti».

SERVICIAL, GAUCHO, GENEROSO

“Eloy fue famoso por lo servicial y cumplidor; era de muchísima confianza. Sus clientes le entregaban la llave y se iban tranquilos; sabían que jamás les iba a fallar y que jamás les iba a faltar algo. Era sumamente cuidadoso y responsable de su trabajo. También fue amigo de la gauchada y bastaba que uno dijera que precisaba algo para que él le tendiera una mano. Siempre estaba de buen carácter…a él no se le iba a ver enojado; siempre estaba con una sonrisa a flor de labios… su hija Sara – la «Nata» (foto) se le parece mucho; todas las hijas tenían locura con Eloy».

CASA DE PUERTAS ABIERTAS / LOS PIC NIC EN V.LÓPEZ / FIESTAS DE FIN DE AÑO

“Tengo presente su casa de puertas abiertas… había una galería que terminaba en la cocina; cuando uno entraba, se asomaban de la cocina para ver quien llegaba… Claro, eran otras épocas, la gente se visitaba más y no había tanto recelo. Cada tanto, cargábamos el camión y nos íbamos de picnic a Vicente López, llevábamos la victrola «a cuerda” para pasar discos. Allá comíamos, nos bañábamos en el río y a la tardecita, volvíamos haciendo bromas… pasábamos unos días hermosos. Para los fines de año, Eloy reunía a todos sus familiares. Ponía los camiones en la calle e instalaba una mesa larga. Se reunían, que sé yo, como 50 parientes. Eran unas fiestas bárbaras, después que falleció Gilda se dejaron de hacer. Eloy, por sobre todas las cosas, fue una persona muy, pero muy querida. Personalmente jamás le conocí enemistades y cada vez que se referían a él se hablaba muy bien… ¿Quiénes podían hablar mal?… Si fue un tipo macanudo. Falleció el 24 de setiembre de 1987.Tenía 82 años«.

  • No Comments