Era integrante del Cuartel Caseros – donde revistaba como oficial auxiliar – quien desde esta mañana se encontraba internado en el Hospital Carrillo. Silva tenía 47 años y había acudido junto a sus compañeros a sofocar el incendio producido en un departamento del edificio ubicado en av. San Martín al 1300.

En el mismo episodio fallecieron el suboficial ayudante Cristian Ragazzoni, padre de tres hijos, y el bombero Gabriel Fedelli.

Según distintas fuentes, el incendio se produjo por una falla eléctrica, a partir de un artefacto que estaba enchufado y que, en su desesperación, la dueña de casa aparentemente habría intentado apagar con agua.

Se precisa que la asistencia de los bomberos se realizó desde el piso superior, lugar donde el humo subió rápidamente y envolvió a los integrantes del cuerpo voluntario, quienes se descompensaron.

Los tres hombres fallecidos serán velados esta noche en la sede del Cuartel Caseros – ubicado en la calle Rauch 1655 – desde donde en las primeras horas de mañana serán llevados al cementerio.

En su honor, el intendente Diego Valenzuela declaró este mediodía, el estado de «duelo municipal».